Tener un hijo lector

Que a los y las ni?as no les gusta leer puede ser una las falsas verdades m?s extendidas por los adultos, solamente para sacar el bulto a una de nuestras mayores responsabilidades sociales que tenemos, tan importante como la de ser referentes sociales de muy buenas costumbres y comportamientos sociales que nos lleven a ser ciudadanos de bien. Y cuando hablo de ciudadanos de bien, quiero decir respetuosos de las leyes, y de los adultos mayores de nuestra sociedad.

En estos casi 9 a?os de carreta me queda muy claro que a los que no les gusta leer, es a muchos padres de familia que son felices comprando aparatos tecnol?gicos para regal?rselos a sus ni?os, y ni?as de cierta edad para que no pasen la pena de no tener el ultimo tel?fono celular, cuando sus pares quieran ca?arles, con lo ultimo que les dieron sus querid?simos padres. Es ah? donde cunde el pecado mortal de pensar que lo ?ltimo en tecnolog?a es lo correcto para que tu hija o hijo, sepan leer todo lo que les sucede en su entorno, cuando ni siquiera saben leer bien un p?rrafo de 50 palabras de corrido, o lo que es peor interpretar un libro de cuentos ilustrados para primeros lectores; de cero a seis a?os.

Siempre que un padre de familia me pide que le recomiende unos buenos libros f?ciles para comprarle a su hijo que no lee, y de ?apa va mal en el colegio, lo miro como si fuera un toro miura que va a cornear al torero sobrado, pero torpe con el capote.

  • ?A usted qu? le gusta leer?, o ?qu? libro esta leyendo ahora?
  • No, yo no tengo tiempo el trabajo NO me permite leer bobadas.

Con este tipo de respuestas se comprende en el acto porque a la ni?a o al ni?o NO le gusta leer literatura general, que para el padre son bobadas. Esto es lo mismo del padre que se queja porque su hijo de 15 a?os no hace si no beber todos los fines de semana, y a esa corta edad ya esta en la cuadra del alcoholismo. Lo que sucede es que cuando estaba mas ni?o, su padre lo enviaba a comprar las fr?as para atender a los amigos; y l?gico en el camino el ni?o se tomaba un sorbito de una de las botellas de cerveza. Cuando creci?, sabia que lo ch?vere es la rumba los fines de semana, pero su equivocado padre ten?a otros planes: pretend?a que este caballero fuera una gran figura deportiva, para salvar la econom?a familiar; cosa que no se puede lograr de esta manera. Si queremos que los y las ni?as lean por placer desde temprana edad, es muy f?cil y sencillo: los padres tienen que ser los primeros referentes lectores, de ah? nace un buen lector o lectora, y adem?s usar libros, que son el alimento del cerebro. Simple y sencillo, esta es la receta perfecta para conseguir lectores y lectoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *